Search
Search

Dicen, los que saben, que el cuerpo humano es 60% liquido… Seguramente tu 4×4 no tiene tanto líquidos, o fluidos, como tu cuerpo, pero son igualmente vitales para su funcionamiento. Aunque este post no pretende que cargues con un galón de aceite, un tarro de refrigerante y otra cantidad absurda de fluidos de reemplazo cuando sales a trocha, si es importante que conozcas cuales son los más importantes, y comunes, para que hagas el cambio de acuerdo con lo recomendado por el fabricante. Además, es importante tener en cuenta que el agua, el polvo, y el trabajo pesado disminuye la vida util de estos fluidos por lo que es recomendable estar revisándolos seguido para revisar que estén en buen estado y no les haya entrado agua o polvo

Gasolina

El combustible, bien sea gasolina o diesel, seguramente es el líquido que más revisamos de nuestro vehículo no solo porque sin él seguramente el carro ni siquiera prenda, sino porque además todos los vehículos nos informan de su nivel en el tablero. Para viajes largos existe la posibilidad de instalar tanques auxiliares extra, pero esto es un proceso costoso, por eso nosotros recomendamos llevar siempre tanques o “bidones”; estos deben llevarse SIEMPRE fuera de la cabina por seguridad ya que pueden romperse.

Aceite de motor

El aceite es vital para mantener el motor lubricado y funcionando. Si realizas tus cambios con regularidad y estas pendiente del nivel de aceite es probable que no necesites más de un cuarto durante tu viaje offroad, que es lo que normalmente hay diferencia en la barilla entre la marca “Full” y “Empty”, por esto nosotros siempre cargamos 1/4 de aceite, para evitar que el nivel se baje demasiado y haya un desgaste acelerado del motor; no cargamos suficiente para un cambio completo de aceite por temas de espacio sin embargo existen situaciones, por ejemplo al pasar un rio muy profundo y que entre agua al carter, donde es necesario hacer un cambio completo. En estos casos lo mejor es pedir aceite prestado (no importa la marca ni viscosidad y tambien puedes mezclar distintos) y cambiar el aceite contaminado con agua por aceite fresco, con esto llegaras tranquilo a un taller a hacer un buen lavado y cambio de aceite. Recuerda siempre llevarte el aceite contaminado, no regalo sobre el camino.

Anticongelante/Refrigerante

Los vehículos más antiguos (anteriores a 1990) generalmente venían con refrigerante verde IAT (tecnología de ácido inorgánico), mientras que los vehículos más nuevos usan OAT (tecnología de ácido orgánico) que viene en una variedad de colores. El refrigerante OAT más nuevo está formulado para trabajar con componentes de aluminio y sellos de silicona mejor que el IAT anterior, por lo que es el más recomendado para usar actualmente. Nunca es una buena idea mezclar los dos tipos de refrigerantes, pero ambos se mezclan con agua, por esta razón, normalmente no llevamos refrigerante a la trocha, sino que solo usamos agua potable cuando tenemos que reparar un radiador o reemplazar una manguera quemada. El agua destilada es la mejor opción ya que no tiene los minerales y silicatos que causan la corrosión que tiene el agua. De cualquier manera, siempre que tenemos que usar agua, al volver a la civilización hacemos un cambio completo del líquido refrigerante por liquido nuevo.

Fluido de transmisión

Las transmisiones manuales suelen utilizar aceite para engranajes, aunque algunas, como la M50D y la ZF5, utilizan ATF. Es importante tener en cuenta que incluso la viscosidad adecuada (como 75W90), existen distinciones para GL4 y GL5 en el aceite para engranajes usado en transmisiones manuales. La principal diferencia entre los aceites para engranajes GL-4 y GL-5 es la cantidad de aditivos. Hay el doble de azufre y fósforo en GL5 en comparación con GL4, y puede dañar los sincronizadores de bronce y cobre. Guarde el GL5 para sus diferenciales a menos que su transmisión lo requiera específicamente.

Las transmisiones automáticas son aún más complejas. Si bien técnicamente podrías terminar una trocha con una transmisión manual que careciera por completo de líquido (aunque no lo recomendamos), esto sería imposible con una automática. El fluido es una parte fundamental de un convertidor de par para proporcionar acoplamiento y movimiento hacia adelante. El ATF viene en más de una docena de variedades diferentes, pero si estas en una situación de emergencia puedes usar cualquiera que tengas a mano. Solo debes asegurarte de drenar el aceite completamente y volver a llenar usando el recomendado por el fabricante ya que las diferentes designaciones de ATF tienen aditivos específicos para diferentes fabricantes. 

El fluido de una transmisión automática debe revisarse con el vehículo caliente y el motor en marcha con la transmisión en punto muerto. Las transmisiones manuales son más difíciles de revisar, por lo general tienen dos tapones en el costado de la caja, uno inferior para drenar el líquido y un tapón superior para llenar la transmisión. Tira del tapón de llenado y mete el dedo en el orificio para comprobar el nivel de líquido.

Si te gusta jugar en el agua, revisa el aceite de tu engranaje con frecuencia. El agua proporciona poca o ninguna lubricación y puede causar fallas en los cojinetes y conjuntos de engranajes. También oxidará los portadores y los anillos y piñones si se dejan reposar por mucho tiempo. Hacer funcionar respiradores de diferencial elevados es una buena manera de evitar que entre agua en sus diferenciales.

Aceite de diferencial

Sus diferenciales (y generalmente su caja de transferencia) usan aceite de engranajes para mantenerse frescos y lubricar las partes móviles. Los aceites para diferncial más comunes son 75W90 y 75W140, siendo el 140 más pesado. Como resultado, no fluye tan bien en condiciones de frío y puede robarte algo de potencia, pero al ser más grueso, también hace un mejor trabajo de amortiguación contra las cargas de choque que son comunes cuando se conduce y el calor generado al remolcar. Las fugas de aceite para engranajes suelen ser difíciles de pasar por alto debido al olor y las gotas que deja. Recomendamos llevar un litro de aceite de diferencia en caso de que perforemos el diferencial o nos volquemos y se pierda algo de aceite por los respiraderos. 

Si te gusta jugar en el agua, revisa el aceite de tus diferenciales con frecuencia. El agua proporciona poca o ninguna lubricación y puede causar fallas en los cojinetes y conjuntos de engranajes. También oxidará los portadores y los anillos y piñones si se dejan reposar por mucho tiempo. Extender los respiradores de diferencial es una buena idea para evitar la entrada de agua al diferencial.

Líquido de dirección asistida

El líquido de dirección asistida es otro aceite hidráulico, similar al ATF. Sin embargo, el ATF contiene modificadores de fricción y detergentes para limpiar la suciedad y la grasa de la transmisión automática y, al mismo tiempo, dañara las válvulas hidráulicas de la cremallera de dirección y la bomba. Sin embargo, si tu dirección tiene fugas o está baja en la trocha, el ATF funcionara. Por esta razón, no llevamos líquido de dirección asistida.

Líquido de los frenos

Es recomendable llevar un tarro de líquido de frenos a la trocha, esto en caso de que rompamos una línea de freno y sea necesario hacer una purga. Normalmente, una vez que se ha abierto es tarro, lo recomendable es usarlo todo. No tiene mucho sentido mantener un recipiente abierto con líquido de frenos porque absorberá agua y se volverá menos efectivo, por eso compramos tarros más pequeños. El líquido de frenos suele aparecer como DOT3, DOT4 y DOT5. DOT4 tiene un punto de ebullición más alto que DOT3, lo cual es bueno. Sin embargo, también es más propenso a absorber agua que el líquido DOT3, lo que anula muchos de los beneficios. El líquido DOT5 está basado en silicona y no es compatible con los líquidos DOT3 y DOT4, por lo que generalmente lo evitamos en nuestros vehículos todoterreno. Sin embargo, hemos mezclado fluidos DOT3 y DOT4 sin problemas.

El líquido de frenos es higroscópico, lo que significa que absorbe agua, lo que puede provocar oxidación, corrosión y un punto de ebullición más bajo para el líquido de frenos. El líquido de frenos es uno de los líquidos que puedes cambiar de vez en cuando, porque se daña al absorber agua.

¿Sintético o Convencional?

Casi todos los fluidos mencionados anteriormente están disponibles tanto en forma tradicional como sintética. Los aceites sintéticos tienden a costar más que los aceites convencionales, pero tienen una alta pureza y consistencia ya que están diseñados de esa manera en un laboratorio. Eso significa que brindan una mayor longevidad, lo que les permite pagarse por sí mismos con mayores intervalos de servicio. Si se encuentra cambiando sus fluidos a menudo debido a la contaminación del agua, el uso intensivo o el calor elevado, anula el ahorro de costos de los intervalos de servicio más largos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola. En que te puedo ayudar?
Entérate de lo último de Urso Aceptar No gracias