Search
Search

Todos fuimos trocheros novatos, nadie (creo) nació detrás del timón de un carro en un pantano o sobre unas rocas… Aunque algunas cosas pueden parecer obvias, como no poner la mano si tu carro esta por volcarse (a menos que seas superman y puedas sostener el peso del carro con tu mano) cuando los instintos se activan, estos hábitos son difíciles de romper. A continuación te dejamos 10 consejos claves. No te preocupes, todos los hemos cometido la mayoría, si no todos, los errores que mencionamos. Al parecer a todos nos gustan los caminos difíciles, pero en este caso es mejor evitar e irnos por el fácil, aprender de los errores de los demás para no cometerlos uno mismo.

1. Únete a un grupo

Unirse a un club o grupo de trocheros es una excelente manera de conocer gente de la que puedes aprender. La mejor manera de conocer tu carro y sentirte cómodo manejando en situaciones difíciles es practicar, la mayoría de grupos organizan salidas 2 o 3 veces al mes, por lo que podrás practicar mucho. Empieza poco a poco y ve aumentando paulatinamente tu nivel de dificultad. Tu primera salida no tiene que ser una semana de sufrimiento y agonía en Héroes del Orinoco o romper el carro en El Aprendiz. Si quieres puedes ingresar a nuestro grupo de WhatsApp! Escríbenos un comentario y te agregamos con gusto.

2. Deja el camino mejor de lo que estaba

A todos nos encantan los paisajes que vemos durante nuestras travesías, nos encanta la naturaleza y la aventura. Por esto es importante que cuides las trochas. No te salgas de los caminos demarcados, recoge la basura que lleves e incluso lleva algo de basura que veas por ahí y no sea tuya. La idea es que la próxima vez que vayas, este mejor que la vez pasada!

3. Aprende a utilizar tu equipo de recuperación.

De esto podemos hablar largo y tendido (y lo hemos hecho). Un winch es un equipo maravilloso pero costoso y limitado, empieza con una eslinga, unos grilletes y una pala, con esto podrás salir de la mayoría de situaciones difíciles. Prueba y conoce todo tu equipo antes de tu primera salida y asegúrate de tener puntos de recuperación adelante y atrás. También es muy recomendable que tengas tu equipo de recuperación a la mano, no sepultado debajo del equipaje.

4. Tan lento como sea posible, tan rápido como sea necesario

Los diferentes tipos de terreno requieren diferentes estilos de conducción. Si te arrastras por la arena o el barro, corres el riesgo de quedarte atascado, pero si aceleras a través de las rocas, no pasará mucho tiempo antes de que algo se rompa. En la mayoría de las situaciones, hay poco riesgo al elegir una marcha baja y avanzar lo más lento posible. Si no lo logras, es posible que debas llevar más velocidad, pero lo mejor es que pruebes y conozcas tu vehículo.

5. Lleva un copi en el que confíes

Deja tu ego en casa y pide ayuda antes de necesitarla. Incluso los competidores más famosos tienen a alguien a su lado para ayudarlos a navegar a través de terrenos desafiantes. Puede ver mucho mejor lo que hace el vehículo desde fuera, así que elije a alguien en quien confíes y escucha lo que tiene que decir. Siempre puedes devolverles el favor y ser el copi de alguien.

6. Todos necesitan cinturón de seguridad

Esto parece obvio, pero todavía vemos personas en la trocha sin sus cinturones de seguridad puestos . Las excusas varían desde “Solo estaba avanzando unos metros” hasta “No puedo ver con el cinturón de seguridad puesto”. No necesariamente necesitas arneses de cinco puntos, pero tu y todos tus pasajeros deben tener puestos los cinturones de seguridad y todas las extremidades dentro del vehículo siempre que esté en movimiento. Y nunca, nunca permita que las personas se pongan de pie en la parte trasera de tu vehículo mientras se está moviendo.

7. Súbete a los obstáculos.

Cuando viajas por la autopista y hay una piedra en el camino, probablemente te desvíes para evitar golpearla con los neumáticos. Sin embargo, en la trocha, en realidad quieres apuntar a las rocas. Colocar los neumáticos encima de los obstáculos asegura que no dañen nada por debajo ni se enganchen en los diferenciales y detengan el avance. Si intentas jugar a esquivar las rocas, perderás.

8. No vayas solo

Dar vueltas solos es algo de lo que somos culpables todos. A veces no es gran cosa, pero hemos pasado horas en la trocha en situaciones en las que un simple tirón de otro vehículo nos hubiera hecho movernos nuevamente en cuestión de minutos. Además, ir con tus amigos es más divertido de todos modos, y tendrás a alguien que responda por la historia de cómo escalaste ese gran y retorcido obstáculo sin perder tracción.

9. Baja la presión de las llantas

La mejor inversión en equipo es un desinflador para reducir la presión de aire y permitir que los neumáticos se adapten al terreno. Por “baja presión” estamos hablando en el rango de 12-18 psi para la mayoría de los vehículos sin ruedas beadlock . Esto suaviza la conducción de tu vehículo y pone más goma en el suelo. La presión exacta que deseas dependerá del peso de tu vehículo, el terreno, el ancho de la llanta en relación con el alto de la llanta y qué tan rígida es la pared lateral de tu llanta, por lo que es necesario experimentar un poco.

10. Preparate

¿Solo vas a salir por la tarde? Sí, también lo hemos hecho en pantalones cortos y chanclas, solo para pasar una noche fría en el camino con una caja de dirección rota . La solución no es llevar una caja de dirección de repuesto, sino tener un saco de dormir o una manta, agua y algo de comida en tu vehículo. Estos artículos no ocupan mucho espacio y pueden ser realmente útiles, incluso si solo tienes hambre sin tener que pasar la noche o necesita algo para acostarse cuando te metes debajo de tu vehículo.

2 respuestas

  1. Excelente artículo sería bueno organizar unas reuniones con los trocheros para intercambiar opiniones y experiencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola. En que te puedo ayudar?
Entérate de lo último de Urso Aceptar No gracias